Como fichas de dominó van sufriendo todos la crisis, hasta los funcionarios, hasta los de las nuevas tecnologías, hasta quien menos se lo esperaba…

 

 

 

Como fichas de dominó van sufriendo todos la crisis, hasta los funcionarios, hasta los de las nuevas tecnologías, hasta quien menos se lo esperaba, y es que nadie quiere hacerse cargo de los billones superfluos de la burbuja que no apostaba por reinvertir los ahorros en la misma sociedad real, sino en una extraña riqueza alternativa sin cimientos.

Andamos extraños: Los bebés superan a los padres.

Cuando la inteligencia es mayor porque el padre, a base de caminos destructivos-destructores se ha metido en un pozo infernal, cuando nace un bebé resulta más valioso que el adulto.

En el planeta Turquesa podríamos abandonar o expulsar a ese tipo de adultos. Pero, ¿a dónde expulsarlos?
Da pena que un ser tan valioso como el ser humano se vaya deteriorando con los años….